“Me cambié a la nueva energía de Starker por 3 días, utilizando una bicicleta plegable amarilla, que disfruté durante un fin de semana.

El primer día salí a recorrer las ciclorutas cerca de mi casa para probar cómo funcionaba la bici y aprenderla a manejar mejor, este día hice un recorrido corto, pero al instante pude notar lo fácil que son de manejar, gracias a su comodidad.

En la noche, retiré la batería y la puse a cargar, así que a la mañana siguiente tenía suficiente carga para utilizarla. Salí a hacer un recorrido en ella y aproveché para transportarme a una reunión que tenía con unos amigos.

 

Experiencia bicicleta fold starker

La bicicleta es un fantástico medio de transporte que protege el medio ambiente: reduce la contaminación del aire, la huella ecológica, las emisiones de carbono y, además de saludable, pude ahorrar por estos días el dinero que normalmente utilizo en transporte público.

Cuando necesité de ayuda para impulsarme, encendí la batería y de verdad sentí el cambio, sobre todo en las pendientes. Guardarla fue la parte más fácil de vivir esta experiencia con la nueva energía, por ser plegable.

 

El último día que la tuve fue el domingo, y salí por la ciclo vía de la A.v. el Poblado, al principio no la encendí porque quería guardar la batería para más tarde, y aun así igualmente sigo pensando que es suave de manejar.

Finalice el recorrido pasando por Ciudad de Río, allí decidí entrar a descansar un rato, para retomar el rumbo. En el regreso, hubo un punto donde había una pendiente, yo la tenía apagada porque quería pedalear sin ayuda, pero como ya me encontraba un poco cansada, la encendí para ayudarme un poco en el acenso, efectivamente, me sirvió mucho y me dio bastante impulso para llegar de nuevo a mi casa.

Aunque llegué a casa un poco cansada, porque fue bastante tiempo que monté, me gustó mucho y realmente me pareció un medio de transporte muy útil que sin pensarlo dos veces lo compraría". Ana Mercedes Cardona Mejía.